Juez reduce la demanda por derechos de autor de IA contra Midjourney y Stability AI

En un caso presentado en una corte federal de California, un juez ha reducido una demanda por derechos de autor presentada por artistas contra las compañías Midjourney, Stability AI y DeviantArt en relación con sus sistemas de inteligencia artificial generativa. El juez desestimó algunas de las reclamaciones de la demanda colectiva propuesta presentada por Sarah Andersen, Kelly McKernan y Karla Ortiz, incluyendo todas las acusaciones contra Midjourney y DeviantArt. Sin embargo, permitió que los artistas presentaran una queja enmendada contra estas dos compañías cuyos sistemas utilizan la tecnología Stable Diffusion de Stability AI.

Además, el juez desestimó por completo las reclamaciones por infracción de derechos de autor presentadas por McKernan y Ortiz, pero permitió que Andersen continuara con su reclamación principal de que el presunto uso de su trabajo por parte de Stability AI para entrenar Stable Diffusion infringió sus derechos de autor.

El juez también señaló que esta misma acusación es el centro de otros casos presentados por artistas y propietarios de derechos de autor contra compañías de inteligencia artificial generativa. Reconoció que aún no se ha resuelto si se produjo una violación de derechos de autor en el contexto del entrenamiento de Stable Diffusion o cuando se ejecuta el sistema. Los abogados de los artistas afirmaron que su reclamación principal sobrevivió y expresaron confianza en que podrían abordar las preocupaciones del tribunal sobre las demás reclamaciones en una queja enmendada que presentarán el próximo mes.

En su demanda presentada en enero, los artistas alegaron que Stability AI utilizó miles de millones de imágenes obtenidas de internet, incluyendo las suyas, sin permiso para enseñar a Stable Diffusion a crear sus propias imágenes. El juez estuvo de acuerdo con las tres compañías en que las imágenes creadas por los sistemas probablemente no infringían los derechos de autor de los artistas. Sin embargo, permitió que se enmendaran las reclamaciones, aunque expresó dudas sobre si las acusaciones basadas en la producción de los sistemas podrían sobrevivir sin demostrar que las imágenes eran sustancialmente similares al trabajo de los artistas.

El juez también desestimó otras acusaciones de los artistas, incluyendo violaciones de sus derechos de publicidad y competencia desleal, pero les permitió volver a presentarlas. Además, desestimó las reclamaciones por derechos de autor de McKernan y Ortiz debido a que no habían registrado sus imágenes en la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos, un requisito para presentar una demanda por derechos de autor.

En resumen, mientras que algunas de las reclamaciones presentadas por los artistas fueron desestimadas, se permitió que la reclamación principal de uno de los artistas continuara, alegando que Stability AI infringió sus derechos de autor al utilizar su trabajo para entrenar su sistema de inteligencia artificial generativa. Las demás reclamaciones podrán ser presentadas nuevamente en una queja enmendada.

Con información de: Reuters.

+ publicaciones

Artículo redactado con asistencia de diversas inteligencias artificiales generativas con supervisión humana (redacción AD).

Entradas relacionadas

Más
error: Contenido protegido