Ford solicita patentar automóviles con recuperación automática de posesión que pueden regresar solos a la agencia si el dueño no cumple con los pagos

¡Tu auto podría conducirse solo hacia el fabricante si no cumples con los pagos! Ford patenta un sistema para vehículos del futuro

Ford ha presentado una patente para un sistema que permitiría a sus futuros vehículos repossessionarse a sí mismos si el propietario no cumple con los pagos del préstamo. El sistema utilizaría tecnología GPS y de conducción autónoma para que el auto se dirija a un depósito o a otro lugar designado por la financiera.

Detalles del sistema:

La patente describe un sistema que se activaría después de que el propietario haya incumplido con un cierto número de pagos, generalmente dos o tres. El sistema primero intentaría contactar al propietario por correo electrónico, mensaje de texto o llamada telefónica para que se ponga al día con los pagos. Si el propietario no responde o no cumple con su obligación, el sistema podría:

1. Inmovilizar el vehículo: El auto se detendría y no podría volver a arrancarse hasta que se haya solucionado la deuda. El sistema podría bloquear el motor, el volante o las ruedas.

2. Activar una alarma: El auto sonaría una alarma fuerte y molesta durante un período de tiempo determinado, generalmente de 15 a 30 minutos, para llamar la atención del propietario y de las personas que se encuentren alrededor.

3. Conducirse a sí mismo: En el último caso, si las medidas anteriores no son efectivas, el auto podría conducirse a sí mismo hasta un lugar designado por la financiera, como un depósito o un taller mecánico. El sistema utilizaría tecnología GPS y de conducción autónoma para navegar por las calles y carreteras hasta llegar a su destino.

Críticas al sistema:

La patente de Ford ha generado una serie de críticas por parte de expertos en tecnología, seguridad y privacidad. Algunos de los principales argumentos en contra del sistema son:

Privacidad: El sistema podría rastrear la ubicación del propietario sin su consentimiento, lo que representa una violación a su privacidad. La información sobre la ubicación del vehículo podría ser utilizada por la financiera para otros fines, como para ofrecer publicidad personalizada o para realizar un seguimiento del comportamiento del propietario.

Seguridad: El sistema podría ser hackeado por piratas informáticos, lo que podría permitirles robar el vehículo o controlar su movimiento. Un hacker podría tomar el control del auto mientras este se conduce a sí mismo, lo que podría ocasionar un accidente.

Responsabilidad: En caso de accidente durante el proceso de repossession, ¿quién sería responsable? ¿El propietario, la financiera o Ford? La responsabilidad podría ser difícil de determinar, lo que podría generar disputas legales.

Aspectos éticos: Algunos críticos consideran que el sistema es inhumano y que podría tener un impacto negativo en la salud mental de los propietarios que se encuentran en una situación financiera difícil. El hecho de que el auto se conduzca a sí mismo para ser repossessionado podría ser una experiencia traumática para el propietario y su familia.

Postura de Ford:

Ford ha declarado que la patente aún se encuentra en desarrollo y que no hay planes concretos para implementarla en el corto plazo. La compañía ha afirmado que el sistema está diseñado para ser una herramienta de último recurso y que se utilizaría solo en casos de incumplimiento grave de los pagos. Ford también ha destacado que el sistema podría ser útil para prevenir el robo de vehículos y para recuperar los pagos adeudados.

Otras fuentes:

  • Ford patents self-repossessing cars that can drive themselves away:
  • Ford podría usar tecnología de autoconducción para reposesionar autos:
  • La ética de los autos que se repossessionan a sí mismos:
  • Los riesgos de seguridad de los autos que se repossessionan a sí mismos:

+ publicaciones

Artículo redactado con asistencia de diversas inteligencias artificiales generativas con supervisión humana (redacción AD).

Entradas relacionadas

Más
error: Contenido protegido