Europa aprueba “Ley Rider” para regular condiciones laborales de trabajadores de plataformas digitales

Europa ha dado un paso significativo hacia la regulación de las condiciones laborales de los trabajadores de plataformas digitales con la aprobación de la conocida “ley rider”. Esta legislación busca abordar la situación de los denominados falsos autónomos y mejorar la protección de los derechos laborales en el ámbito digital.

En el contexto de España, la ley rider fue impulsada como una respuesta a la creciente preocupación por el estatus de los repartidores que trabajan para plataformas como Glovo y Deliveroo. Esta normativa obliga a las empresas a clasificar a los repartidores como empleados, garantizándoles derechos laborales y seguridad social.

La discusión sobre esta temática no es exclusiva de España. En Alemania, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha elaborado directrices y principios como preparación para una posible ley futura. A pesar de no tener una legislación específica todavía, hay una clara intención de que las plataformas asuman una mayor responsabilidad en la protección social de los trabajadores.

Por su parte, Italia ya realizó en 2019 una modificación de ley que garantiza protección económica y reglamentaria a los trabajadores de plataformas digitales. Esto incluyó medidas como cálculo de indemnizaciones basado en entregas realizadas y seguros para accidentes laborales o enfermedades profesionales.

Francia también está en el proceso de regularizar esta situación. A pesar de tener un decreto que permite a las empresas elaborar un estatuto opcional para los trabajadores de plataformas, todavía se está en espera de una legislación específica que los ampare.

La Comisión Europea ha tomado iniciativa al respecto, instando a los países miembros a adoptar regulaciones que protejan a los trabajadores de plataformas digitales, evitando el abuso de la clasificación de los trabajadores como autónomos cuando su situación laboral no corresponde a dicha categoría.

A pesar de los obstáculos iniciales, como el rechazo de Francia y la abstención de Alemania, la directiva ha sido aprobada. Algunos de los cambios clave introducidos por esta ley son:

  1. Inversión de la Carga de la Prueba: Las plataformas deben demostrar que no existe una relación laboral con sus trabajadores, en lugar de que los trabajadores prueben que son empleados de pleno derecho.
  2. Información sobre Algoritmos: Los trabajadores deben estar informados sobre el uso de sistemas automatizados de seguimiento y toma de decisiones relacionados con su contratación, condiciones laborales e ingresos.
  3. Restricciones en el Uso de Algoritmos: Se prohíbe el uso de sistemas automatizados de seguimiento o toma de decisiones para ciertos tipos de datos personales de los trabajadores, como datos biométricos o su estado emocional.
  4. Supervisión Humana de Decisiones Automatizadas: Se garantiza que las decisiones automatizadas sean supervisadas y evaluadas por seres humanos.

La aprobación de la “ley rider” por parte de Europa refleja una creciente conciencia y reconocimiento de la nueva realidad laboral traída por la economía de plataformas digitales. Esta legislación no solo responde a una necesidad de protección para los trabajadores sino que también establece un precedente importante para el tratamiento de las relaciones laborales en la era digital. La uniformidad en la regulación a nivel europeo permitirá una mayor claridad y equidad para los trabajadores y las empresas que operan en múltiples jurisdicciones, evitando así la fragmentación legislativa y la competencia desleal.

Con información de: EL PAÍS, Newtral, Xataka y Business Insider España.

+ publicaciones

Artículo redactado con asistencia de diversas inteligencias artificiales generativas con supervisión humana (redacción AD).

Entradas relacionadas

Más
error: Contenido protegido