El dispositivo Alexa de Amazon viola las leyes al grabar las voces de los niños sin consentimiento

El creciente auge en el uso de asistentes virtuales en el mundo ha traído diversas preocupaciones a los usuarios, principalmente en lo que respecta a su privacidad.

De acuerdo a un reportaje de Vice, para que su teléfono inteligente realmente preste atención y grabe su conversación, debe haber una “frase desencadenante”, como cuando dice “hola Siri” o “OK Google”. En ausencia de estos desencadenantes, cualquier información que proporcione solo se procesa dentro de su teléfono propio. Es posible que esto no parezca una causa de alarma, pero cualquier aplicación de terceros que tenga en su teléfono, como Facebook, por ejemplo, todavía tiene acceso a estos datos “no activados”. Y si ellos usan o no estos datos realmente depende de ellos.

“Los teléfonos inteligentes son dispositivos de rastreo pequeños”, dijo a Digital Trends Michelle De Mooy, Directora Interina del Proyecto de Privacidad y Datos del Centro para la Democracia y la Tecnología. “Es posible que no pensemos en ellos así porque son dispositivos muy personales: viajan con nosotros, duermen a nuestro lado. Pero, de hecho, son recolectores de una gran cantidad de información, incluida información de audio “.

En efecto, los teléfonos inteligentes fueron los primeros en ocupar “asistentes virtuales” activados por comandos de voz. Pero cada vez es más común que las personas compren otro tipo de asistentes virtuales, como son “Alexa” y “Google Home”. Una demanda presentada en Seattle alega que Amazon está grabando a niños que usan sus dispositivos Alexa sin su consentimiento, en violación de las leyes que rigen las grabaciones en al menos ocho estados, incluido Washington.

“Alexa registra y marca de manera rutinaria a millones de niños sin su consentimiento o el consentimiento de sus padres”, según una denuncia presentada en nombre de una niña de 10 años de Massachusetts el martes en un tribunal federal de Seattle. Otra demanda casi idéntica se presentó el mismo día en el Tribunal Superior de California en Los Ángeles, en nombre de un niño de 8 años.

La demanda federal, que busca convertirse en acción colectiva, describe la práctica de Amazon de guardar “una grabación permanente de la voz del usuario” y contrasta con otros fabricantes de dispositivos informáticos controlados por voz, que eliminan las grabaciones después de almacenarlas por un corto tiempo o las conservan.

La queja señala que los dispositivos Alexa registran y transmiten cualquier voz capturada después de que una “palabra de activación” active el dispositivo, independientemente del orador y si esa persona compró el dispositivo o instaló la aplicación asociada.

Dice que el sistema Alexa es capaz de identificar oradores individuales en función de sus voces y que Amazon podría optar por informar a los usuarios que no habían consentido previamente que estaban siendo grabados y pedir su consentimiento. También podría desactivar la grabación permanente para los usuarios que no habían dado su consentimiento.

“Pero Alexa no hace esto”, afirma la demanda. “En ningún momento, Amazon advierte a los usuarios no registrados que está creando grabaciones de voz persistentes de sus interacciones con Alexa, y mucho menos obtener su consentimiento para hacerlo”.

Alega que el hecho de que Amazon no haya obtenido el consentimiento viola las leyes de Florida, Illinois, Michigan, Maryland, Massachusetts, New Hampshire, Pennsylvania y Washington, que requieren el consentimiento de todas las partes para una grabación, independientemente de la edad.

La demanda solo incluye a los menores de edad en aquellos estados “que han utilizado a Alexa en su hogar y, por lo tanto, han sido registrados por Amazon, sin su consentimiento”.

En Estados Unidos existe la “Ley de Protección de la Privacidad de los Niños en Línea“. Esta Ley protege la privacidad de los niños al proporcionarles a los padres herramientas para controlar qué información se recopila de sus hijos en línea. La Ley exige que la Comisión Federal de Comercio (FTC) promulgue normas que exijan a los operadores de sitios web comerciales y servicios en línea dirigidos a niños menores de 13 años o que recopilen información personal de niños menores de 13 años para: (a) notificar a los padres sobre sus prácticas de información; (b) obtener el consentimiento verificable de los padres para la recopilación, uso o divulgación de la información personal de los niños; (c) permita que los padres eviten un mayor mantenimiento o uso o la futura recopilación de información personal de sus hijos; (d) proporcionar a los padres acceso a la información personal de sus hijos; (e) no requiere que un niño proporcione más información personal de la que sea razonablemente necesaria para participar en una actividad; y (f) mantener procedimientos razonables para proteger la confidencialidad, seguridad e integridad de la información personal. Con el fin de alentar la autorregulación activa de la industria, la Ley también incluye una disposición de “puerto seguro” que permite a los grupos de la industria y otros a solicitar a la Comisión que apruebe las pautas de autorregulación para regir el cumplimiento de la Norma de los sitios web participantes.

Los términos de uso de Alexa de Amazon detallan su acuerdo entre “usted” y Amazon, señalando desde el principio que “si no acepta los términos de este acuerdo, entonces no puede usar Alexa”. Sin embargo no dice si “usted” significa la persona que compró el dispositivo, o los familiares de la persona que compró el dispositivo, o los amigos de la persona que compró el dispositivo. Si compras una bocina Alexa y la pones en tu casa o en tu oficina, grabará a todas las personas que estén ahí. ¿Por qué el consentimiento debería aplicarles a todas las personas que no compraron el aparato, e incluso, no saben que Alexa los está grabando?

La demanda le pide a un juez que certifique la existencia de la acción colectiva y que resuelva que Amazon violó las leyes estatales; exigir a Amazon que elimine todas las grabaciones de los demandantes; y evitar nuevas grabaciones sin consentimiento previo. Se busca que los daños se determinen en el juicio. La queja de California señala que la ley estatal relevante permite daños de $ 5,000 por violación.

“Desde el principio, Amazon ha sido una empresa basada en la adquisición incesante de datos de comportamiento del consumidor … ahora usa los dispositivos de Alexa como sus oídos en cada hogar”, dice la demanda.

La demanda cita un informe a principios de este año de Bloomberg que reveló que los empleados y contratistas de Amazon revisaron individualmente miles de clips de audio grabados por los dispositivos Alexa. Amazon dijo que los revisores humanos “anotan una muestra extremadamente pequeña de grabaciones de voz de Alexa para mejorar la experiencia del cliente”. En una lista de preguntas frecuentes sobre Alexa, Amazon dice que las solicitudes de Alexa se utilizan para la capacitación. Los usuarios pueden optar por no utilizar este uso en la configuración de privacidad del asistente digital.

Con información de The Seattle Times, Vice, Digital Trends y FTC.

Publicado por: 

Abogado Digital desde 1996. Presidente Fundador de la Academia Mexicana de Derecho Informático, A.C. (2001). Socio Director de Lex Informática Abogados, S.C. Profesor de Posgrado de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara desde 2001.

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido