Condenan a Apple a pagar $837 millones de dólares por infringir las patentes de Wi-Fi de Caltech

Hace casi años el Instituto de Tecnología de California (Caltech) demandó a Apple y Broadcom por infringir cuatro de las patentes de la universidad sobre transmisión de datos por Wi-Fi. El miércoles, un jurado federal decidió que las dos compañías infringieron patentes de Caltech, por lo que condenó a estas empresas a pagar $1,100 millones de dólares por infringir las patentes de la universidad.

La tecnología se relaciona con los chips de Wi-Fi que Apple usó en sus iPhones, iPads, Macs y otros dispositivos de 2010 a 2017. Apple, durante el juicio argumentó que no debería haber estado involucrada en la demanda que se presentó en 2016, porque está usando chips Broadcom estándar, como muchos otros fabricantes de teléfonos.

“Los reclamos de Caltech contra Apple se basan únicamente en la incorporación de chips Broadcom presuntamente infractores en el iPhone, Mac y otros dispositivos de Apple que admiten 802.11no 802.11ac”, argumentó Apple. “Broadcom fabrica los chips infractores, mientras que Apple es simplemente una parte indirecta indirecta cuyos productos incorporan los chips infractores”.

Aún así, el jurado no estuvo de acuerdo y dictaminó que Apple debe pagar a Caltech $837.8 millones de dólares, y Broadcom debe pagar $ 270.2 millones de dólares, según Reuters.

Las dos empresas condenadas manifestaron que “no están de acuerdo con el veredicto y tenemos la intención de apelar”.

Caltech le dijo a Reuters que “como institución sin fines de lucro de educación superior, Caltech se compromete a proteger su propiedad intelectual en cumplimiento de su misión de expandir el conocimiento humano y beneficiar a la sociedad a través de la investigación integrado con la educación “.

Broadcom ha sido durante mucho tiempo un importante proveedor de componentes para dispositivos Apple, proporcionando un porcentaje significativo de Wi-Fi, Bluetooth y otros chips de conectividad para iPhone, Mac y otros dispositivos.

Un fallo de $1.100 millones de dólares es notable para la industria de las patentes. Cuando Apple acusó a Samsung de infracción de patente hace casi una década, el jurado de un juicio de 2012 ordenó a Samsung pagar a su rival más de $1 mil millones por copiar el diseño del iPhone. El monto, considerado un hito en ese momento, luego se redujo, y las empresas en 2018 finalmente resolvieron su litigio por un monto no revelado.

Con información de: The Verge y Cnet.

Publicado por: 

Redacción Abogado Digital.

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido