Google reconoce que los usuarios de Gmail no deben tener expectativas de privacidad

Las personas que envían correos electrónicos a cualquiera de los 425 millones de usuarios de Gmail de Google no tienen una “expectativa razonable” de que sus comunicaciones sean confidenciales, dijo el gigante de Internet en una presentación judicial.

Consumer Watchdog, el grupo de defensa que descubrió la presentación, calificó la revelación como una “admisión sorprendente”.

“Google finalmente admitió que no respetan la privacidad”, dijo John Simpson, director del proyecto de privacidad de Consumer Watchdog. “La gente debería aceptar su palabra; si le importa la privacidad de sus corresponsales de correo electrónico, no use Gmail”.

Google ha dejado en claro que las personas que envían o reciben correo electrónico a través de Gmail no deben esperar que sus mensajes permanezcan privados.

El pionero de las búsquedas en Internet presentó su caso el mes pasado en un intento de desestimar una demanda colectiva que acusa a Google de violar las leyes de espionaje telefónico cuando “escanea” correos electrónicos enviados desde cuentas que no son de Google para dirigir anuncios a usuarios de Gmail.

Esa demanda, presentada en mayo, afirma que Google “ilegalmente abre, lee y adquiere el contenido de los mensajes de correo electrónico privados de las personas”.

En su moción para desestimar el caso, Google dijo que los demandantes estaban haciendo “un intento de criminalizar las prácticas comerciales ordinarias” que han sido parte del servicio de Gmail desde su introducción. Google dijo que “todos los usuarios de correo electrónico necesariamente deben esperar que sus correos electrónicos estén sujetos a procesamiento automatizado”.

“Del mismo modo que un remitente de una carta a un colega de negocios no puede sorprenderse de que el asistente del destinatario abra la carta, las personas que usan el correo electrónico basado en la web hoy no pueden sorprenderse si sus correos electrónicos son procesados ​​por el [proveedor de correo electrónico] del destinatario en el curso de entrega. De hecho, “una persona no tiene una expectativa legítima de privacidad en la información que voluntariamente entrega a terceros”.

Los demandantes en el caso sostienen que el escaneo automático de correo electrónico de Google representa una intercepción ilegal de sus comunicaciones electrónicas sin su consentimiento. Sin embargo, Google, que utiliza el escaneo automático para filtrar el correo no deseado y ofrecer publicidad dirigida a sus usuarios, señaló que los demandantes aceptaron la práctica a cambio de los servicios de correo electrónico. Google continúa diciendo que los tribunales han sostenido que todos los usuarios de correo electrónico “necesariamente dan su consentimiento implícito al procesamiento automatizado de sus correos electrónicos”.

El grupo de interés público Consumer Watchdog calificó la declaración como una “admisión sorprendente” y advirtió a las personas que se preocupaban por su privacidad que no usaran el servicio de correo electrónico de Google.

“El informe de Google utiliza una analogía equivocada; enviar un correo electrónico es como enviar una carta a la Oficina de Correos”, dijo hoy John M. Simpson, director del Proyecto de Privacidad de Consumer Watchdog. “Espero que la oficina de correos entregue la carta basada en la dirección escrita en el sobre. No espero que el cartero abra mi carta y la lea. De manera similar, cuando envío un correo electrónico, espero que se envíe al destinatario previsto con una cuenta de Gmail basada en la dirección de correo electrónico; ¿por qué esperaría que Google intercepte su contenido y lo lea? ”

En un comunicado, Google defendió su manejo del correo electrónico y la privacidad de los usuarios de Gmail.

“Nos tomamos muy en serio la privacidad y seguridad de nuestros usuarios; los informes recientes que afirman lo contrario son simplemente falsos”, dijo Google en un comunicado. “Hemos incorporado características de seguridad y privacidad líderes en la industria en Gmail, y no importa quién envíe un correo electrónico a un usuario de Gmail, esas protecciones se aplican”.

Tras su introducción en 2004, Gmail fue inmediatamente criticado por los legisladores y defensores de la privacidad por igual como una invasión horrible en la privacidad de los usuarios de Internet. Los críticos sostuvieron que debería ser ilegal que una compañía escanee el texto de la correspondencia de correo electrónico de sus clientes y muestre publicidad relevante.

Aprovechando las preocupaciones de privacidad, Microsoft lanzó una campaña contra Google el año pasado que insta a los consumidores a deshacerse del servicio para su propio Outlook.com. Microsoft afirma que su servicio de correo electrónico escanea automáticamente el contenido de los correos electrónicos de los usuarios solo para evitar el spam, el malware y otras actividades no deseadas.

La privacidad de los usuarios de correo electrónico ha adquirido mayor atención con el caso de Snowden, a quien Estados Unidos busca por filtrar documentos de alto secreto a los medios sobre las prácticas de vigilancia de la NSA.

Con información de CNET y The Guardian.


Google revisa los correos electrónicos no solo de sus clientes, sino también de todas las personas que sin ser usuarios de Gmail envían correos a cuentas de Gmail.

¿Estás de acuerdo con que Google revise todos los correos con fines publicitarios?

View Results

Loading ... Loading ...

Publicado por: 

Redacción Abogado Digital.

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido