10 razones por las que Telegram es la mejor opción como plataforma de mensajería

El pasado 4 de enero WhatsApp sorprendió a millones de usuarios con una actualización a su política de privacidad. El tema se volvió un escándalo mediático, y surgieron toda clase de dimes y diretes.

El plazo de inicio de vigencia de estos cambios, es el 8 de febrero de 2021. A partir de esa fecha, si sigues usando WhatsApp, aceptarás dichos cambios.

Los usuarios de WhatsApp, al entrar a la aplicación, fueron notificados con un aviso que dice lo siguiente:

¿Qué es lo que dicen las nuevas políticas de privacidad de Whatsapp?


El INAI, la autoridad garante en materia de datos personales en México, emitió un comunicado el pasado 12 de enero, en donde llama a usuarios de WhatsApp a revisar con detenimiento la política de privacidad y las condiciones de uso de la aplicación, para tomar una decisión informada al aceptar los nuevos términos y el tratamiento de datos personales.

Al aceptar, los usuarios permitirán que WhatsApp comparta ciertos datos para que prestadores de servicios tecnológicos como Facebook o terceros puedan tener acceso a las mismos e inclusive que los contratantes de estos servicios puedan almacenar los mismos a través de los servicios prestados; incluso, si el usuario no tiene cuenta de Facebook, la compañía y sus subsidiarias podrán recopilar información de las cuentas, números telefónicos, mensajes e incluso transacciones.

El INAI advierte que, entre otros, los siguientes términos son los que los usuarios deberán tener presentes al decidir si continúan usando la aplicación:

  • En el apartado denominado “Información que recopilamos”, se establece que WhatsApp podrá recabar información adicional para proporcionar funcionalidades opcionales, sin precisar cuáles son esas funciones y qué tipo de datos serán requeridos mencionando que cuando sea el caso, informarán al usuario respecto de qué datos y para qué finalidades se utilizará dicha nueva información.
  • En el apartado “Información que nos proporcionas” se describen los datos que los usuarios deben proporcionar para hacer uso de la aplicación; se detalla que el usuario puede compartir información sobre los números de teléfono de sus contactos y, en caso de usar los servicios de pago, compras u otras transacciones financieras, se establece que WhatsApp tratará información adicional que incluye datos sobre transacciones y cuentas de pagos como el método de pago, detalles del envío y el importe de la transacción.
  • En el apartado “Información recopilada automáticamente” se indica que se obtendrán datos y registros sobre el uso del servicio y de las opciones que utiliza como mensajería, llamadas, estados, grupos, empresas o pagos y la foto de perfil. También señala que se recaba información sobre el dispositivo y la conexión, además de que se recopila y hace uso de la información de ubicación del usuario, cuando se hace uso de opciones relacionadas con ese dato.
  • En el apartado de “Información de terceros” se establece cómo se trabaja en conjunto con proveedores externos, servicios de terceros y otras empresas de Facebook. Si bien se señala que WhatsApp recibe y comparte información con otras empresas, no se definen con claridad las medidas de seguridad para proteger la información compartida.

Así, la autoridad concluye que los nuevos términos de la política de privacidad de WhatsApp indican que la plataforma compartirá la información de los usuarios con Facebook y otras aplicaciones, recolectando datos de contactos, la dirección IP o ubicación de quienes la utilizan en ciertas situaciones, lo cual representa un elemento a evaluar por los usuarios al decidir si aceptan y continúan con el uso de la aplicación.

¿Qué es lo que piensa la gente?


Como es costumbre, la mayoría de la gente se preocupa solo por lo que dicen los rumores o los encabezados de notas periodísticas. Muy pocas personas leen los términos y condiciones de redes sociales y plataformas similares, y son aún menos los que se toman la molestia de investigar y analizar qué tanto hay de cierto, falso o exagerado en las notas y comentarios que se comparten por Internet.

Surgieron principalmente las siguientes tendencias:

  • Entre las posturas conformistas, hubo quienes dijeron “si ya uso Facebook / WhatsApp, ¿para qué me cambio? de todas maneras, ya tienen mis datos”, otros afirmaron “¿qué tanto puede pasar si usan mis datos para publicidad?”. En pocas palabas, para este grupo de personas “no es para tanto” el cambio en las políticas de privacidad de WhatsApp.
  • Otros promovieron un éxodo masivo a otras plataformas de mensajería instantánea. Este grupo de personas, más conscientes y preocupadas por su privacidad, se dividieron en dos bandos: quienes promovieron Signal (colgándose de un micro tuit de Elon Musk), y los que pensamos que Telegram es una mejor opción.

Aunque respetes o admires a Elon Musk, dos palabras (sin mayor explicación o justificación), no deben ser suficientes para que tomes una decisión informada.

Es indudable que ese tuit de Elon Musk motivó a que miles, o tal vez millones de personas migraran a Signal. Una aplicación bastante desconocida hasta diciembre de 2020, si la comparamos en tamaño con WhatsApp, iMessage o Telegram.

¿Qué información y datos personales tienen los mensajeros más populares?


Muchas imágenes han circulado en Internet relativas a la información y/o datos personales que tratan WhatsApp, Facebook, Signal y Telegram. Con base en la información públicamente disponible, hemos elaborado nuestra propia tabla comparativa, misma que compartimos a continuación:

Este nuevo escándalo generado por la actualización del aviso de privacidad de WhatsApp no tiene que ver en realidad con temas de ciberseguridad, sino de privacidad. Si bien son temas íntimamente ligados, no son lo mismo. El problema con estos cambios, se deriva de la gran cantidad de datos que WhatsApp compartirá con Facebook, ambos gigantes del sector tecnológico que conforman una misma empresa desde 2014.

Facebook, tanto en Estados Unidos como en Europa, se ha visto involucrado en múltiples escándalos, demandas y multas por no respetar la privacidad de sus usuarios. El más reciente de ellos, sucedió apenas hace un par de años.

En julio de 2019 se dió a conocer que Facebook, Inc. pagará una multa récord de $5 mil millones de dólares y se someterá a nuevas restricciones y una estructura corporativa modificada que responsabilizará a la empresa por las decisiones que tome sobre la privacidad de sus usuarios, para llegar a un acuerdo sobre los cargos que la Comisión Federal de Comercio imputó al gigante de las redes sociales por violar una orden de 2012, al engañar a los usuarios sobre su capacidad para controlar la privacidad de su información personal.

Threema, un servicio de mensajería de paga, en su sitio web menciona algo que me hace mucho sentido: Facebook, el propietario de WhatsApp, se financia mediante la venta de publicidad dirigida. Este modelo de negocio requiere información de usuario lo más detallada posible. Por lo tanto, WhatsApp no se puede utilizar sin revelar información de identificación personal, y Facebook utiliza los datos del usuario con fines de marketing.

Del mito a la realidad


Mito 1: Whatsapp le compartirá nuestros mensajes a Facebook.
Realidad: Esto es falso. Los mensajes de WhatsApp están cifrados de extremo a extremo. Esto quiere decir que tus mensajes, llamadas y actualizaciones de estado son solo para ti y las personas con las que elijas compartirlos, nisiquiera WhatsApp podrá leerlos ni escucharlos.

Lo anterior tiene una excepción importante: las copias de seguridad que hacen manualmente los usuarios (usualmente cuando migran de dispositivo o de teléfono) no están cifrados, por lo que existe un alto riesgo de que terceros tengan acceso a toda la información respaldada, que suele conservarse en Google Drive y en tu teléfono.

Mito 2: Signal es la aplicación de mensajería más segura.
Realidad: Esto es falso. Nadie puede negar que Signal tiene una fuerte reputación como una de los servicios de mensajería más seguros que exsisten. Sin embargo, cualquier aplicación que ofrezca servicios de cifrado en sus comunicaciones es segura, aunque debemos recordar que en Internet, no hay nada 100% seguro. Las vulnerabilidades en un servicio o plataforma informática, pueden no estar a la vista, o bien descubrirse con el transcurso del tiempo.

Los mensajes en Signal están cifrados con el Protocolo de Signal, que originalmente se llamaba Protocolo TextSecure cuando se lanzó en 2013 y se ha utilizado en otros servicios de mensajería, incluidos WhatsApp, Facebook Messenger, Skype y Google Allo.

WhatsApp anunció el 4 de abril de 2016 que habilitó el cifrado de extremo a extremo para todo sus usuarios. Al hacerlo, WhatsApp se basó en el protocolo de encriptación Signal creado por Open Whisper Systems, un grupo de software sin fines de lucro que ha recibido alrededor de $2.3 millones de dólares del U.S. Open Technology Fund, una organización financiada por el gobierno de los Estados Unidos.

Este fondeo gubernamental del sistema de cifrado de Signal, que también usa WhatsApp, Facebook y Skype, resulta particularmente relevante, tomando en consideración que, a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el Congreso de los Estados Unidos aprobó el “US Patriot Act”, una ley que otorgó amplios poderes al gobierno, eliminando o debilitando muchos de los controles y equilibrios que permanecían en la vigilancia gubernamental, las intervenciones telefónicas.

No solo el gobierno de los Estados Unidos patrocinó el desarrollo del sistema de cifrado de Signal, sino que con el US Patriot Act, el USA Freedom Act y el Cloud Act, entre otras leyes, el gobierno americano tiene un amplísimo poder de “espiar legalmente” comunicaciones que se lleven a cabo a través de infraestructura de empresas americanas. Signal, WhatsApp, Facebook, Skype y Google, empresas que usan este sistema de cifrado, son americanas.

Mito 3: Telegram no es seguro porque no cifra “todos” sus mensajes.
Realidad: Esto es falso. Mucho se ha difundido la idea errónea de que “no todos los mensajes son seguros en Telegram”. Esto se debe a que Telegram funciona de una manera substancialmente distinta a sus competidores más cercanos.

WhatsApp y Signal manejan protocolos de cifrado de “extremo a extremo”. Esto implica que los mensajes y archivos no se guardan en la nube, sino solamente viajan por Internet, quedando almacenados solo en el dispositivo emisor y en el dispositivo receptor.

Todos los mensajes de Signal seguros, al igual que los de WhatsApp, se cifran en tu teléfono antes de ser enviados y solo pueden ser descifrados por los destinatarios previstos. Esto elimina la necesidad de confiar en terceros para mantener sus datos seguros, y ningún tercero puede acceder a los mensajes en tránsito.

A diferencia de otros servicios de mensajería, como WhatsApp y Signal, Telegram tiene dos maneras de ofrecer comunicación entre sus usuarios: los “chats en la nube” y los “chats secretos”. Esta dualidad trae consigo una enorme ventaja sobre sus competidores, que comentaremos más adelante.

Los chats secretos de Telegram son chats encriptados con e2e que nunca bajo ninguna circunstancia se respaldan. Éstos chats funcionan de la misma manera que los de WhatsApp y Signal, en el sentido de que están cifrados de extremo a extremo. Telegram no tiene forma de descifrar la información real. En este caso, Telegram no almacena ni procesa tus datos personales.

Los chats secretos no son una “función premium” o de paga, están accesibles a cualquier usario con tan solo tres clics en la aplicación Telegram. Esta función está disponible solo en la app de dispositivos móviles, ya que como en WhatsApp y Signal, los mensajes secretos vivirán solo en los teléfonos del emisor y el receptor. Una característica que destaca de los chats secretos, es que los mensajes se pueden auto destruir dentro (desde un segundo hasta una semana después de haberlos enviado).

Los chats en la nube están encriptados de la misma manera que los chats secretos, pero también tienen una copia de seguridad en la nube incorporada. Los chats en la nube están diseñados para la mayoría de los usuarios.

El 9 de enero de 2021, en su canal de Telegram, su fundador afirmó categóricamente: “Todos los chats de Telegram se han cifrado desde su lanzamiento (2013). Tenemos chats secretos que son de extremo a extremo y chats en la nube que también ofrecen almacenamiento en la nube distribuido y seguro en tiempo real.”

Mito 4: Telegram no es seguro porque “es ruso”.
Realidad: Esto es falso, aunque existen razones para pensar que si es ruso. Su fundador, Pável Dúrov es ruso, y probablemente muchos de los desarrolladores de Telegram sean rusos. Sin embargo, Telegram no tiene servidores ni oficinas en Rusia y estuvo bloqueado allí desde 2018 hasta 2020. Los servidores de aplicaciones de Telegram se distribuyen en todo el mundo para disminuir la carga de datos.

La sede principal (centro operativo) de este servicio de mensajería opera en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, y su matriz está registrada legalmente en las Islas Vírgenes Británicas (Reino Unido).

Dúrov tiene un largo historial de choque con el gobierno ruso. En 2012, el Servicio de Seguridad Federal (FSB) se dirigió a Pável Dúrov, pidiéndole que bloqueara a 7 grupos opositores al partido gobernante en su red social “VK”, que en aquel entonces tenía a más de 150 millones de usuarios. Debido a su negativa al bloqueo Durov fue citado a comparecer a la oficina del fiscal general para testificar, pero no fue imputado. 

En 2014, Dúrov se negó públicamente a entregar datos de los manifestantes ucranianos a las agencias de seguridad rusas y a bloquear algunas páginas en VK alegando que las peticiones eran ilegales. En ese mismo año, Dúrov fue despedido de su propia compañía, en donde ocupaba el puesto de CEO.

Dúrov afirmó que la compañía había sido tomada por los aliados de Vladímir Putin,​ sugiriendo que su salida era el resultado de su negativa a entregar datos personales de usuarios a los servicios de seguridad rusos y su negativa a entregar detalles de personas que eran miembros del grupo de VK dedicado al movimiento de protesta de Euromaidan. A finales de 2014 VK, la red social que fundó en 2006, tenía 270 millones de usuarios.

En 2017, Rusia le pidió a Telegram que entregara datos confidenciales de algunos usuarios, porque los terroristas han estado usando el servicio para planificar ataques. El Tribunal Meshchansky de Moscú multó a Telegram con 800.000 rublos (el equivalente a unos $14,000 dólares) por no proporcionar al gobierno ruso las claves de descifrado de los mensajes de los usuarios.

Por si todo lo anterior fuera poco para creer que Telegram y su fundador Dúrov viven un conflicto permanente con Putin y el gobierno Ruso, pretender sugerir que Telegram es inseguro por “ser ruso”, frente a sus competidores WhatsApp, Facebook, Signal, Skype o Google (empresas americanas), es una idea absurda.

Vale la pena recordar que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en octubre de 2015, declaró inválido el “Safe Harbor Agreement”. En julio de 2020, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, invalidó el “Privacy Shield”. Ambos instrumentos servían para validar o permitir la transferencia de datos personales desde Europa hacia Estados Unidos.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), decidió dejar de reconocer a los Estados Unidos como un país que proporciona un nivel suficiente de protección a los datos personales. Esto se debe principalmente a la vigilancia generalizada implementada por la Casa Blanca sobre la base de la Ley de la Nube (Clarifying Lawful Overseas Use of Data Act o “Cloud Act”) sobre los datos recopilados y procesados por empresas estadounidenses.

Como lo mencionamos con anterioridad, WhatsApp, Facebook y Signal, son empresas americanas, y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado en dos ocasiones, que Estados Unidos es un país que NO proporciona un nivel suficiente de protección de datos personales.

10 razones por las que Telegram es la mejor opción como plataforma de mensajería


Cada quien es libre de tomar sus decisiones respecto de los servicios y plataformas que usa en Internet. Lo que aparece a continuación, son las razones por las que yo considero que Telegram es la mejor opción. Solo las primeras dos de ellas están relacionadas con temas de privacidad/seguridad, las demás están relacionadas con sus características, funciones y ventajas sobre otras aplicaciones similares.

1) Telegram es una plataforma segura y defensora de la privacidad de sus usuarios.

Telegram no solo ha sido multado por un tribunal Ruso por no compartir información de usuarios sospechosos de terrorismo, sino también ha padecido ataques en la India por razones similares. La policía de Kerala dijo al Tribunal Superior de Kerala que es casi imposible rastrear a los usuarios en el servicio de mensajería Telegram debido al “anonimato” y la “seguridad” que ofrece la aplicación, informó el Times of India.

La policía argumentó que Telegram dificultó la recopilación de los detalles de la cuenta de los usuarios, ya que los usuarios pueden usar el servicio usando solo una identificación de usuario, mientras ocultan su número de teléfono móvil, a diferencia de WhatsApp, según el informe.

Como el número de teléfono está oculto, las agencias de aplicación de la ley tampoco pueden recopilar detalles de la cuenta de los proveedores de servicios. La aplicación se ha convertido en un “refugio seguro” para llevar a cabo “actividades ilegales”, debido al anonimato que proporciona, según los informes, la policía argumentó.

En una nota titulada “¿El servicio de mensajería Telegram lleva la privacidad demasiado lejos?”, un articulista de New York Times narra la pesadilla de autoridades francesas para obtener datos de usuarios de Telegram.

Las medidas de protección de la privacidad de Telegram, que involucran múltiples servidores en diferentes países, están diseñadas para evitar el acceso a la información sobre sus usuarios, incluso por parte del servicio en sí.

“Hay un problema con Telegram”, dijo Mounir Mahjoubi, presidente del Consejo Nacional Digital, un grupo asesor independiente establecido por el ex presidente Nicolas Sarkozy que se centra en cuestiones de privacidad. “Han hecho todo lo posible para convertir en una pesadilla tecnológica encontrar dónde está su servidor”.

Celestine Bohlen, la periodista del New York Times, comenta en su nota que los antecedentes del Sr. Durov, el fundador de Telegram, explican su actitud libertaria acérrima sobre la privacidad. Dejó su Rusia natal en 2014 después de negarse a brindar información de inteligencia sobre los manifestantes ucranianos.

Como lo he mencionado con anterioridad, nadie puede garantizar que una plataforma, servicio o página de Internet sea 100% segura. Sin embargo, por las características técnicas de Telegram y los antecedentes de su fundador, estoy convencido de que existe un alto grado de seguridad en sus servicios de mensajería instantánea.

2) Telegram tiene funciones muy útiles relacionadas con privacidad y seguridad de tus conversaciones.

  • Características de seguridad/privacidad de los “chats secretos“:
    • Se cifran de extremo a extremo. No se almacenan en ningún lugar, más allá de los smartphones del emisor y receptor.
    • Se pueden “auto-destruir” desde 1 segundo hasta dentro de una semana de haber sido enviados.
    • Se inhabilita del teléfono automáticamente la función de “captura de pantalla”.
  • Características de seguridad/privacidad de los “chats en la nube“:
    • Tienes la opción de borrar el contenido completo del chat, no solo de tu cuenta, sino también de la cuenta de la otra persona (el receptor). Esto resulta de mucha utildad particularmente cuando se termina una relación sentimental o laboral. Con dos clics puedes borrar toda la conversación de las cuentas de las dos personas involucuradas. La otra persona no tiene que aceptar el borrado de la conversación, basta con que una persona lo desee para que se borre la conversación completa de ambas cuentas.
    • Cuando envías una fotografía a una persona, puedes configurarla para que se auto-destruya en máximo 1 minuto. Esta función se llama “foto secreta”.
    • Una última característica que si bien podría caer en esta categoría, pero también puede ser simplemente muy conveniente, es que los mensajes que publiques en Telegram los puedes editar. Si te equivocas en WhatsApp, tienes dos opciones, o borras tu mensaje y lo vuelves a escribir, o usas la función de “responder” para hacer referencia a tu mensaje y comentar la parte en que te equivocaste (como una especie de “fe de erratas”). En Telegram solo debes dar clic en tu propio mensaje para que te aparezca la función de editarlo.

3) Puedes acceder a Telegram desde cualquier dispositivo.

Si bien existen “versiones web” de Signal y WhatsApp, que te permiten tener acceso a tus mensajes y contestarlos desde tu computadora, Telegram funciona de manera distinta. Puedes acceder siempre a los “chats en la nube” desde cualquier dispositivo: teléfono, tableta o tu computadora, incluso si tu smartphone está apagado o te lo han robado. La razón es sencilla, tus mensajes, fotos, audios, videos y documentos viven en la nube, no en tu smartphone.

Esta funcionalidad no está disponible para los “chats secretos”, pues los mensajes que intercambies por ahí, viven en tu smartphone, no en la nube de Telegram. Dicho de otra manera, si envías un “chat secreto” a una persona desde tu celular, solo podrás acceder a esa conversación en ese mismo smartphone.

4) Con Telegram, no necesitas compartir tu número telefónico para que alguien te envíe un mensaje.

En WhatsApp, Signal y casi cualquier otro servicio de mensajería instantánea tradicional, es indispensable conocer el número telefónico de una persona para poder enviarle un mensaje. En ocasiones, esto se convierte en una barrera para quienes aprecien mantener su número de celular cerrado a ciertos círculos sociales, familiares o laborales.

Imagina un profesor que tiene 20, 50 o 100 alumnos, o los miembros del consejo directivo de una asociación que tiene 1,000 o 3,000 miembros. Sería una locura compartir tu número telefónico con tantas personas.

Con Telegram no estás obligado a compartir tu número telefónico para que una persona pueda enviarte un mensaje. Basta con que compartas tu “nombre de usuario” para que cualquier persona te envíe un mensaje directo. En mi caso, me pueden enviar mensajes a Telegram a través de: https://t.me/Abogado_Digital

5) En tu computadora, en tu tableta o teléfono, puedes dar de alta más de una cuenta de Telegram.

Cada vez es más común que muchos profesionales tengan no uno, sino dos teléfonos móviles: uno personal y otro para cuestiones laborales o de negocio. Los mensajeros como WhatsApp o Signal, como dependen de un teléfono para funcionar, no te permiten tener más de una cuenta instalada en un mismo smartphone. Incluso en tu computadora, si quieres abrir dos o más cuentas de WhatsApp, tienes que salirte de una de ellas, para poder identificarte en otra.

Con Telegram, puedes dar de alta dos o más cuentas en un mismo dispositivo, sin importar si es tableta, computadora o smartphone. Bastan dos clics para cambiarte de cuenta, y tener acceso a todas tus conversaciones ligadas a otro dispositivo móvil.

Recuerda que, para el caso de los “chats secretos”, solo podrás leerlos y conversar en el smartphone donde hayas originado la comunicación.

6) En Telegram, la función de grupos y canales es muy superior a la competencia.

La función de canales fue creada por Telegram y copiada por WhatsApp en 2018. Un canal es básicamente un grupo en donde solo los administradores pueden enviar publicaciones. Digamos que es un medio vertical de difusión de información. Esta función es útil cuando no quieres que exista un tsunami de comentarios en un grupo, sobre todo si es grande.

Los grupos de Telegram son mejores que los de WhatsApp, por varias razones. En 2018, Xataka, el popular portal de tecnología, hizo un útil comparativo entre las funcionalidades de grupos de los dos acérrimos competidores:

GRUPOSWHATSAPPTELEGRAM
LÍMITE DE USUARIOSHasta 256 miembrosHasta 200 miembros, pero se pueden hacer supergrupos de hasta 100.000 miembros
CONFIGURAR QUIÉN TE PUEDE AÑADIRNo, cualquier contacto puede agregarme a un grupoSí, puedo elegir entre que cualquier contacto me agregue, cualquiera salvo excepciones o sólo contactos concretos
VISIBILIDAD DE NÚMERO DE TELÉFONOSólo a quien me tienen en su agenda
SISTEMA DE MENCIONES
MENSAJES DE VOZ
ENVÍO DE FOTOS
OTROS ENVÍOSDocumentos, Cámara, Galería, Audio, Ubicación, ContactoCualquier archivo, Cámara, Galería, Vídeo, Música, Contacto, Ubicación
SILENCIAR NOTIFICACIONES
PERSONALIZAR NOTIFICACIONES
HISTORIAL MULTIMEDIASí. Archivos, Documentos y EnlacesSí. Multimedia, Archivos, Enlaces y Música
DESCRIPCIÓN DE GRUPO
NOMBRAR ADMINISTRADORES
AÑADIR PARTICIPANTESPor agenda y por enlacePor agenda y por enlace
EDITAR INFO DEL GRUPOTodos o sólo administradoresSólo administradores, pero puedes hacer que todos lo sean
ENVIAR COPIA DE CHATSí, todo y por correoSí, los textos que quieras y por Telegram
FUNCIÓN DE BÚSQUEDASí, pero sólo textoSí, de texto y de miembros
TIPOS DE MENSAJESTexto y emojis simplesTexto, emojis simples, GIFs y stickers personalizados
UTILIZARLO EN VARIOS DISPOSITIVOS A LA VEZNo
OPCIONES AVANZADASNoSí, supergrupos con todo el historial accesible para nuevos miembros, mensajes eliminados para todos, mensajes anclados y enlaces públicos

7) La función de “mensajes guardados” es como un mini disco duro virtual.

Telegram tiene una curiosa función que consiste en “enviarte mensajes a ti mismo”. Si usas la opción de mensajes guardados, puedes conservar textos, links, fotografías, videos, audios o archivos de cualquier tipo para revisarlos después. Es casi como tener almacenamiento ilimitado en la nube.

8) La organización de conversaciones y las búsquedas en Telegram, son mucho más fáciles.

Todos hemos vivido la pesadilla de buscar un mensaje o fotografía en WhatsApp. En contrar algo de manera rápida y sencilla es casi un milagro.

En Telegram, la función de búsqueda es mucho más eficiente y rápida. Puedes buscar por persona, por fecha, global, por chat, por grupo, por hashtag, etc.

Quizás la función más útil que he encontrado en Telegram, es que puedes crear folders (carpetas) para organizar tus chats, grupos y canales. Imagina que tengas una carpeta para “Familia”, otra para “Trabajo”, una más para “Escuela”, etc. Ahí podrás agrupar chats individuales, grupos o canales. Podrás acceder mucho más fácilmente a toda la información que tienes en Telegram.

También puedes crear canales privados solo para ti (técnicamente tienen que tener al menos 2 miembros), para usarlos como si fueran carpetas de un disco duro virtual. Telegram no tiene límites para almacenar información y es gratuito.

9) Cuando cambies de teléfono, no tienes que hacer nada.

Cuando cambias de smartphone, para conservar tus chats de WhatsApp tienes que hacer una copia de respaldo, la cual se descarga a tu propio teléfono o se sube a Google Drive, sin ningún tipo de cifrado o protección, situación que pone en peligro toda tu información.

En el caso de Signal, también tendrías que hacer una copia de seguridad, que se guardará en tu propio teléfono. A diferencia de WhatsApp, las copias de seguridad de Signal se cifran con una clave (passphrase).

Si usas Telegam, no tendrás que hacer nada si te cambias de teléfono, porque tus conversaciones y archivos viven en la nube. Solo descargarás la app de Telegram en tu nuevo dispositivo, te identificas como usuario, y tendrás acceso a toda tu información. Recuerda que los chats secretos si se resguardan en tu teléfono.

10) Telegram tiene 500 millones de usuarios.

Tan solo en 3 días del mes de enero en curso, se unieron a Telegram más de 25 millones de personas en el mundo. Ello le permitió superar la barrera de los 500 millones de usuarios activos a nivel mundial. Por lo tanto, es muy probable que encuentres a muchos de tus conocidos, si no es que a la mayoría, en esta aplicación de mensajería.

Si deseas migrar a Telegram, no te costará tanto trabajo encontrar a tus amigos, colegas, familiares, compañeros de trabajo y otros conocidos. Además, su diseño es muy intuitivo, y en cierta forma similar a WhatsApp, por lo que los nuevos usuarios no tendrán mucho problema en adaptarse.

¿Y por qué no recomiendas Signal?


Coincido con Threema cuando afirma que Signal fue diseñado teniendo en cuenta la seguridad y la privacidad. Signal goza de una excelente reputación entre los expertos y, sin duda, es una solución sólida en términos de seguridad.

Sin embargo, hay cinco razones que me impiden recomendarlo:

  1. Sus muy limitadas funcionalidades. Como dice Iván Díaz, experto en ciberseguridad: “Signal es básicamente un SMS cifrado”.
  2. Es una organización americana, cuya solución de cifrado fue patrocinada total o parcialmente por el gobierno de Estados Unidos.
  3. Al ser una organización americana, está regulada por muchas leyes que permiten al gobierno “espiar lícitamente” a sus usuarios. Sabemos que el cifrado de extremo a extremo haría muy difícil esta labor, pero nada se antoja imposible en los albores de la era del cómputo cuántico. Aún sin computadoras “super poderosas”, cada vez más autoridades están exigiendo a los desarrolladores de soluciones de cifrado, una llave dorada o puerta trasera para poder acceder a todas las comunicaciones y dispositivos cifrados, usando como pretexto la lucha contra el terrorismo. Recordemos el caso del terrorista de San Bernardino, en donde el FBI pidió a Apple creara un “backdoor” para poder descifrar la seguridad de los iPhone, o la demanda del gobierno americano contra Microsoft, por negarse a darle acceso a sus servidores en Irlanda.
  4. Es de las soluciones de mensajería menos conocidas y, por lo tanto, con un número reducido de usuarios. Difícilmente podrías lograr encontrar ahí a la gran mayoría de las personas con las que te encuentras en contacto por medios electrónicos.
  5. Es una organización sin fines de lucro (nonprofit organzation) que dice, vive de donaciones. Eso no garantiza la continuidad del servicio, ni tampoco que se destinen de manera permanente los recursos necesarios para seguir manteniendo la seguridad en sus servicios. El mejor ejemplo de esto, es la caída que sufrió Signal hace unos días, dada la enorme cantidad de usuarios que se estaban registrando. Telegram recibió 25 millones de nuevos usuarios en 3 días, y el servicio ni parpadeó.

¿Debo dejar de usar WhatsApp?


No estás obligado a ello. Si tu privacidad te importa poco, si piensas que por usar Facebook da lo mismo que WhatsApp le comparta tu información, si no te importa que sigan usando indiscriminadamente tus datos con propósitos de marketing, puedes seguir usando WhatsApp.

Yo no dejaré de usarlo de la noche a la mañana, pero si reduciré su uso en la mayor medida posible.

Conclusión


Recuerda que a fin de cuentas, si el servicio es gratuito, el producto eres tú. La gratuidad de los servicios es relativa, pues usualmente pagamos un precio muy alto por usar estas plataformas: les damos permiso para que usen nuestros datos casi de manera indiscriminada. Esto aplica para Google, Facebook, Whatsapp, Twitter, YouTube, Instagram, TikTok y algunos otros gigantes de Internet, en donde la prioridad es hacer dinero usando y compartiendo datos de los usuarios.

El caso de Signal es distinto, pues viven principalmente de donaciones, públicas y privadas. Por otro lado, Dúrov dijo que ha financiado personalmente Telegram desde su nacimiento hasta ahora, pero a medida que la puesta en marcha crece, está buscando formas de monetizar el servicio de mensajería instantánea. “Un proyecto de nuestro tamaño necesita al menos unos cientos de millones de dólares al año para seguir adelante”, dijo. Sus ideas para monetizar Telegram se reducen, por ahora, a dos opciones: anuncios en los canales y compraventa de stickers premium.

Agradezco a Iván Díaz y a David Treviño, la lectura previa que hicieron de este artículo, para verificar que no haya cometido errores en las apreciaciones técnicas que hago de las aplicaciones de mensajería.

Si te interesa aprender, compartir y discutir temas relacionados con derecho y tecnología, te invito a que te sumes a la comunidad más grande de abogados digitales en Telegram: http://bit.ly/abogadosdigitales

Si disfrutaste leyendo este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales. Déjame tu opinión en la caja de texto que aparece abajo (“Comienza la discusión”).

Deslinde: este artículo no está de ninguna manera patrocinado por Telegram.

Presidente en | + publicaciones

Abogado Digital desde 1996. Egresado del Tec de Monterrey y de la Universidad de Arizona. Presidente Fundador de la Academia Mexicana de Derecho Informático, A.C. (2001). Socio Fundador y Director de Lex Informática Abogados, S.C. (2011). Director Fundador de la Escuela de Derecho Digital, A.C. Vicepresidente Jurídico del Consejo de Seguridad de la Información y Ciberseguridad, A.C. Profesor de programas de licenciatura y posgrado del ITESM (1998), la Universidad Panamericana (2001), Escuela Libre de Derecho (2019), UDLAP Jenkins Graduate School (2019), IIJ de la UNAM (2020), Universidad de Monterrey (2020) y del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (2021).

Encuéntrame en: https://JoelGomez.Abogado.Digital.

Sígueme en Twitter: @AbogadoDigital.

Envíame un Telegram: https://t.me/Abogado_Digital.

Entradas relacionadas

Más
error: Contenido protegido