ONG demanda a Apple por no eliminar a Telegram de su tienda

Una organización sin fines de lucro de Washington demandó a Apple en un tribunal federal, exigiendo que elimine Telegram de su tienda de aplicaciones, por no haber tomado medidas enérgicas contra una conversación extremista violenta después del ataque del 6 de enero al Capitolio en Estados Unidos.

La demanda, presentada por el embajador Marc Ginsberg y la “Coalición por una Web Más Segura”, acusa a Apple de permitir que Telegram esté disponible en la App Store. Esto “a pesar del conocimiento de Apple de que Telegram se está utilizando para intimidar, amenazar y coaccionar al público”.

La demanda equivale a una táctica de presión para que Apple actúe contra Telegram como ya lo ha hecho contra Parler, un sitio de redes sociales que se llenó de llamados a la violencia y la insurrección antes del asedio al Capitolio, según los investigadores.

Tanto Apple como Google han eliminado a Parler de sus tiendas de aplicaciones debido a sus políticas laxas de moderación, y Amazon Web Services también retiró el soporte, deshabilitando a Parler la semana pasada por los mismos motivos. Telegram ofrece salas de chat privadas y cerradas y grupos públicos a los que puede unirse cualquier persona con la app.

Considerada como una “organización de defensa no partidista y sin fines de lucro” para forzar la eliminación de contenido extremista y terrorista de las plataformas de redes sociales, la Coalición afirma que Apple no está siguiendo sus propias políticas y pautas con respecto al contenido de la aplicación en relación con Telegram. Al hacerlo, Apple permite que los usuarios más maliciosos de Telegram continúen con sus actividades.

Se quejaron del papel de Telegram en albergar contenido de supremacistas blancos, neonazis y otros contenidos de odio, y argumentaron en la demanda que este contenido pone a Telegram en violación de los términos de servicio de Apple para su tienda de aplicaciones.

Según un comunicado de prensa de CSW de junio de 2020 citado en la demanda, Telegram se está utilizando como un “canal de comunicación para el gobierno ruso y los grupos neonazis y nacionalistas blancos afiliados, sembrando desinformación y división racial en los Estados Unidos y en Europa”.

El argumento de que “Telegram está siendo usado como un canal de comunicación del gobierno Ruso”, resulta poco razonable, pues tanto Dúrov como Telegram tienen una larga enemistad con el gobierno Ruso, precisamente porque la empresa de mensajería no ha facilitado las cosas para que el partido gobernante controle a grupos opositores.

Ginsberg, que es judío, afirma en la demanda que el contenido antisemita de Telegram lo pone en peligro, y que la propiedad de un iPhone le da derecho a demandar a Apple en un tribunal federal para exigir que la compañía haga cumplir sus términos de servicio a excepción del discurso de odio y incitación a la violencia en aplicaciones distribuidas por la App Store.

También existe una acusación de que “grupos anti-negros y antisemitas han utilizado abiertamente Telegram con poca o ninguna moderación de contenido por parte de la gerencia de Telegram”. A pesar de las advertencias de la CSW y los informes de los medios sobre la aplicación, Apple “no ha tomado ninguna acción contra Telegram comparable a la acción que ha tomado contra Parler para obligar a Telegram a mejorar sus políticas de moderación de contenido”.

Lo que el demandante pierde de vista, es que Telegram y Parler son cosas muy distintas. Parler es un servicio de microblogging y redes sociales con sede en Estados Unidos. Aunque erróneamente algunos califican a Whatsapp y Telegram como redes sociales, en realidad son servicios de mensajería instantánea. Así como Telegram se constituye como la principal alternativa a Whatsapp como servicio de mensajería, Parler busca posicionarse como alternativa a Twitter.

En redes sociales y servicios de microblogging, la moderación es posible, no solo porque existen administradores de grupos, canales y foros de discusión, sino porque los creadores de estas plataformas tienen la posibilidad de ver lo que sucede en sus espacios, y por ende, pueden eliminar y/o moderar contenidos. Aunque estas redes sociales han creado funciones que permiten cierto nivel de privacidad a los creadores de grupos de discusión, foros y canales, mucho de lo que sucede en ellas es escencialmente de carácter público.

Los servicios de mensajería funcionan de manera distinta, puesto que esencialmente buscan que personas se pongan en contacto entre si de manera directa y privada. Como la mayoría de estos servicios ofrecen cifrado de extremo a extremo, la moderación en estos casos es imposible, puesto que las conversaciones viven solo en los dispositivos de los emisores y receptores de la información.

Como lo he explicado en mi artículo “10 razones por las que Telegram es la mejor opción como plataforma de mensajería“, este servicio funciona de manera distinta que sus competidores, ya que la mayoría de las comunicaciones se almacenan en la nube, lo que haría pensar, a priori, que la moderación de contenidos es posible.

Eso quizás podría suceder en canales públicos, pero los usuarios pueden decidir crear canales cerrados o privados. No cabe duda que los extremistas usan canales privados de comunicación, lo cual dificulta conocer de su existencia, y por ende, su moderación.

Ejemplo de opciones que te brinda Telegram cuando creas un canal.

La demanda también alega que Telegram se está utilizando para “coordinar e incitar a la violencia extrema” antes de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden. “Algunos usuarios han pedido a sus seguidores que abandonen los planes para una segunda protesta en Washington, a favor de ataques sorpresa en todo el país”, afirma el documento.

Demandar a Apple le da a la coalición una forma de buscar acciones contra Telegram, que, como servicio con sede en el extranjero, puede ser difícil de alcanzar desde los tribunales estadounidenses.

Telegram, que dice operar desde Dubai, fue desarrollado por el empresario ruso de Internet Pavel Durov. La aplicación es popular entre las personas que desean mantener sus comunicaciones protegidas de regímenes autocráticos y otros que buscan privacidad en línea. Como lo mencionamos con anterioridad, el propio Durov se ha enfrentado al gobierno Ruso por la censura y el cifrado.

La demanda exige un juicio con jurado y le pide a la corte que proporcione daños compensatorios a cada demandante, una orden judicial que se otorgará prohibiendo Telegram en la App Store hasta que cumpla con las pautas de Apple, y los costos legales.

Las perspectivas de éxito de la demanda son inciertas. La sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, otorga a las plataformas en línea una amplia inmunidad de responsabilidad por la mayor parte del contenido que albergan.

Daphne Keller, de la Facultad de Derecho de Stanford, dijo que la demanda puede enfrentar barreras insuperables porque los términos de servicio de Apple son amplios, lo que le da a la compañía libertad de acción sobre cómo trata las aplicaciones, dijo. Además de la Sección 230, la decisión de Apple de mantener a Telegram en su plataforma está protegida por el derecho de la empresa a la libertad de expresión.

Por su parte, esta mañana Dúrov publicó en su Canal de Telegram el siguiente comunicado:

Durante las últimas dos semanas, el mundo ha estado siguiendo con preocupación los eventos en Estados Unidos. Mientras que Estados Unidos representa menos del 2% de nuestra base de usuarios, en Telegram también hemos estado observando la situación de cerca. Telegram da la bienvenida al debate pacífico y a las protestas, pero nuestros Términos de servicio prohíben explícitamente la distribución de llamadas públicas a la violencia. En los últimos 7 años, hemos aplicado constantemente esta regla a nivel mundial, desde Bielorrusia e Irán hasta Tailandia y Hong Kong. Los movimientos civiles de todo el mundo confían en Telegram para defender los derechos humanos sin recurrir a infligir daño. A principios de enero, el equipo de moderación de Telegram comenzó a recibir un mayor número de informes sobre la actividad pública relacionada con los Estados Unidos en nuestra plataforma. El equipo actuó con decisión al reprimir los canales estadounidenses que abogaban por la violencia. Gracias a estos esfuerzos, la semana pasada nuestros moderadores bloquearon y cerraron cientos de llamadas públicas por violencia que, de lo contrario, hubieran llegado a decenas de miles de suscriptores. El equipo sigue procesando informes de los usuarios además de eliminar proactivamente el contenido que incita directamente a la violencia. Me gustaría agradecer a todos los que informaron canales públicos que cruzaron la línea. ¡Seguid así! Valoramos cada uno de sus informes. Telegram acoge con beneplácito el debate político proveniente de todos los lados del espectro político, pero actuará rápidamente para detener a quienes incitan a las personas a infligir daño a otros.

Pável Dúrov, fundador y CEO de Telegram.

Algunos youtubers amarillistas han paulatinamente publicado en redes sociales, predicciones disfrazadas de “opiniones”, afirmando que hay “80% o hasta un 99% de posibilidades de que Apple retire a Telegram de su AppStore.

Honestamente, veo remota esa posibilidad. No es sano pelearte con alquien que tiene 500 millones de usuarios, aunque Dúrov tiene un historial de antipatía (por no decir antagonismo) con la marca de la manzana.

Hace unos días, Infobae publicó que el fundador de Telegram, Pável Dúrov, les ha aconsejado a los usuarios de celulares inteligentes hacer el cambio de IPhone a Android, lanzando la advertencia de que Apple es más propenso a restringir la libertad de sus usuarios impidiendo el uso de ciertas aplicaciones, mientras que Android permite instalar cualquier aplicación así no esté en el Google Play Store por medio de un archivo APK.

“Por eso he estado instando a los usuarios a pasarse de iOS a Android; es lo menos que pueden hacer para mantener el acceso a un flujo libre de información”, escribió Dúrov en su blog en Telegram.

Sí, el duopolio Apple-Google plantea un problema mucho más grande para las libertades que Twitter. Apple es el más peligroso de los dos porque puede restringir completamente qué aplicaciones usas”, dijo el desarrollador ruso. Quienes me conocen, saben que nunca he sido fan de Apple, por lo que no me cuesta trabajo coincidir con Pável en sus apreciaciones.

Y tú, ¿qué piensas? Déjame tus comentarios en la caja que aparece abajo. Te invito a que compartas este artículo en tus redes sociales.

Con información de: The Washington Post, Apple Insider, Infobae y el Canal de Telegram de Pável Dúrov.

Presidente en | + publicaciones

Abogado Digital desde 1996. Egresado del Tec de Monterrey y de la Universidad de Arizona. Presidente Fundador de la Academia Mexicana de Derecho Informático, A.C. (2001). Socio Fundador y Director de Lex Informática Abogados, S.C. (2011). Director Fundador de la Escuela de Derecho Digital, A.C. Vicepresidente Jurídico del Consejo de Seguridad de la Información y Ciberseguridad, A.C. Profesor de programas de licenciatura y posgrado del ITESM (1998), la Universidad Panamericana (2001), Escuela Libre de Derecho (2019), UDLAP Jenkins Graduate School (2019), IIJ de la UNAM (2020), Universidad de Monterrey (2020) y del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (2021).

Encuéntrame en: https://JoelGomez.Abogado.Digital.

Sígueme en Twitter: @AbogadoDigital.

Envíame un Telegram: https://t.me/Abogado_Digital.

Entradas relacionadas

Más
error: Contenido protegido